El cabalista

El cabalista

Perseverando el sentido,
violentando lo que habla,
sus acertijos entabla
solitario y consumido.
Los nombres son su alarido.
En la soledad de un gueto
piensa un mundo sin sujeto
donde se bifurca el orbe
en letra que a letra absorbe
encadenando el secreto.

Marcos Santos Gómez

Inefable

Inefable

¿Quién ocurre cuando escribo?
¿Quién alienta y reverbera?
¿Qué olvidada primavera
me tiene preso y cautivo?
Soy porque frágil recibo
lenta herencia evanescente.
Soy susurro, soy la gente.
Soy quien me dice y celebra…
lo que el silencio vertebra
profuso, leve, paciente.

Marcos Santos Gómez